Racing – Deportivas

moto-racing

Las motos deportivas o Racing, son motocicletas de altas prestaciones. Cuentan con la posición de conducción más agresiva e incómoda de todas.  No olvidemos que ergonómicamente están diseñadas para ofrecer una menor resistencia al aire, lo que se pretende es alcanzar la mayor velocidad en el menor tiempo posible y todo cuenta para lograrlo.

No es una motocicleta construida para el día a día, lo que no impide que cada cual se gaste su dinero en lo que más le guste.  No obstante, no es menos cierto reconocer que el hábitat para el que se diseñan y construyen estas máquinas es para los circuitos. Su potencia y diseño las hacen especiales para alcanzar velocidades de vértigo y esto principal y legalmente solo se puede conseguir en un circuito.

Colocarle maletas laterales o baúles, no es una buena idea, no ya tanto por el destrozo estético,  sino más bien por el peligro en la conducción. Su aerodinámica y sus carenados están diseñados especialmente para una finalidad concreta que no podemos entorpecer colocándole obstáculos que pueden desestabilizarnos en marcha. Aunque para gustos, los colores, todos hemos visto alguna deportiva con un baúl. En cuanto al pasajero mejor ni lo mencionamos, estas motocicletas están diseñadas para una sola persona, el piloto.

Destacan del resto en muchos aspectos por los componentes utilizados en su fabricación, buscando la máxima ligereza, hablamos de materiales y aleaciones de primer nivel. Tanto en la parte ciclo, como en el motor, se montan componentes que aúnan dureza, resistencia y ligereza, haciendo de ellas verdaderas delicatesen del mundo de las dos ruedas.

Son máquinas muy bonitas, suelen ser más caras que el resto, por lo mencionado de sus componentes y mantenimiento, ofrecen unas emociones y prestaciones insuperables y si algo cabe añadir, es que el respeto que debes mostrar encima de ellas es acorde a lo que ofrecen. Suelen acabar mal en manos de inexpertos o descerebrados.

motos-racing