Trail

moto-trail-bmw

El concepto de motocicleta Trail es el más antiguo, por lógica. Cuando empezaron a fabricarse motocicletas, los caminos de tierra y los asfaltados se encontraban al 50-50, es decir que depende de donde vivieses, casi seguro tendrías que transitar por caminos bacheados y llenos de barro y por alguna carretera. Con este panorama los fabricantes no podían, como ahora, decantarse por un tipo de máquina que rodase, o sólo por tierra o sólo por asfalto. Por lo tanto este concepto de moto trail no es ni mucho menos el más novedoso.

Lo que sí ha hecho, es evolucionar mucho desde las primeras construcciones que eran lo que hoy podríamos denominar una “scramblers” hasta las maravillas “off road” que encontramos en los concesionarios de hoy en día.

En los años 90 empezó a emerger un tipo de motero que compraba moto trail pero jamás pisaba una pista de tierra, en realidad le gustaba una moto grande, bien asentada en la carretera y con una posición de conducción cómoda, a la que además podías cargar como una burra para largos desplazamientos. Empezaron así a vislumbrarse en el mercado lo que hoy conocemos como, las Maxi-Trail, que casi todos los fabricantes llevan en su muestrario.

Concretando, hablamos de una motocicleta que monta un motor de entre 650 y 1200 cc (existen modelos por arriba y por abajo, pero abundan menos) que es capaz de realizar largos recorridos por todo tipo de caminos. Cuentan con una altura que permite librar obstáculos, amortiguación de largo recorrido, una relación de marchas adecuada y un depósito que le permite una gran autonomía.

Los modelos más caros cuentan además con diversas posibilidades de conducción. Con solo pulsar un botón en plena marcha, obtendremos variaciones en la dureza de las suspensiones o en el modo de entrega de la potencia. Por ultimo comentar que la equipación y los accesorios como el gps o los puños calefactables, maletas, baúles, pantallas y demás accesorios las hacen los vehículos más polivalentes sobre dos ruedas.

moto-trail-ducati